Header

Llaman a colaboración frente al cierre del Museo de las Concepcionistas de Loja

El cierre del Museo del Monasterio de las Concepcionistas por el retiro de la seguridad policial sigue sin resolverse, impidiendo que un baluarte de la historia, cultura y religiosidad de Loja pueda ser apreciado por propios y extraños, a pesar que allí se invirtieron importantes recursos públicos.

 

Mao Moreno, coordinador zonal del Ministerio de Cultura, recuerda que para la restauración de esta infraestructura se destinaron más de 600 mil dólares, priorizando que en este espacio, que pertenece a una congregación religiosa no al Estado, es una parte muy importante de Loja, por la misma razón que ahora se han abierto espacios de diálogo para tratar de dar solución al problema.

 

Mao Moreno comenta que se busca interactuar entre instituciones como el Municipio de Loja, la Gobernación de la Provincia, el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural y el Ministerio de Cultura, ante lo cual hizo un llamado a “asumir responsabilidades conjuntas en aras de ayudar a solucionar este tema que es de predisposición y de voluntades para una intervención inmediata en lo que cosiste a la seguridad”, dice.

 

A la par indica que hay un proceso en marcha por parte del Sistema Nacional de Memoria Social y Repositorios que permitirá hacer un diagnóstico real de cómo se encuentran los museos, existiendo la predisposición de incorporar al de las Concepcionistas a este registro al ser parte fundamental del inventario de Loja, con lo que podría garantizar su seguridad a mediano y largo plazo. Hasta tanto se aspira que la Gobernación pueda ayudar de forma temporal en el resguardo a través de la Policía Nacional.

 

La cultura es afectada

Para Bayardo Cuenca, artista plástico y restaurador,  este tipo de situaciones como el cierre del museo hace cada vez más evidente el irrespeto que se demuestra por la cultura local, más aún cuando todos se ufanan de la famosa frase, aunque falsa para él, de ‘Loja ciudad Cultural’, considerando que casas antiguas que se tiran, museos que se cierran o árboles centenarios que se talan.

 

Puntualmente en el caso del Museo de las Concepcionistas, se pregunta “¿cómo se puede cerrar al público este lugar por falta de seguridad?. Es increíble que no se logre financiar el personal para hacer guianza y seguridad del único lugar en la ciudad de Loja que cuenta con una importantísima colección de arte religioso profesionalmente restaurada, mientras en muchas entidades -culturales incluidas- hay empleados que no justifican su puesto”.

 

Para Bayardo Cuenca es vergonzoso e indignante para quienes trabajan por la cultura de Loja ser testigos cada vez más de lo poco o nada que a las autoridades les importa lo único que les sobrevivirá a ellos y a todos nosotros, que es por lo que una ciudad es reconocida: su cultura. (CAB)

FUENTE: LA HORA

También te puede interesar ...

0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *