Header

El fenómeno de La Niña llegó a Ecuador

El Fenómeno de La Niña llegó a Ecuador y permanecerá alrededor de cinco meses, así lo confirmó este miércoles Juan José Nieto, oceanógrafo y jefe de servicios climáticos del Centro Internacional para la Investigación del Fenómeno de El Niño (CIIFEN).

Informó que la alerta la dio la temperatura del mar en el Pacífico ecuatorial, que desde octubre pasado se muestra más fría de lo normal.

“La temperatura del mar está por debajo del nivel y los vientos se encuentran fortalecidos, por lo que la generación de nubes es deficitaria y permite que la radiación solar ingrese con mayor facilidad y haya aumento de calor”, explicó Nieto en una conferencia efectuada en la Cancillería por la conmemoración del décimo quinto aniversario del CIIFEN.

Según Nieto, se prevé que a mediados de año regresen las condiciones normales en cuanto a temperatura de mar y de vientos.

El oceanógrafo explicó que este fenómeno se hará presente en la región con fuerza en los sectores de Venezuela y Colombia tendrán un exceso de precipitaciones en este primer trimestre; también habrá afectaciones en el centro de Chile, temperaturas bajas en Perú. “Estos impactos favorecerá la pesca en Chile, perú y Ecuador”, aseveró.

Sobre el fenómeno de El Niño, el experto indicó que entre 1997-1998, el planeta sufrió los impactos del fenómeno climático, el cual pasaría a la historia como el más fuerte y letal desde que existen registros sistemáticos del clima. “Aproximadamente 24.000 vidas se perdieron ocasionando, además, pérdidas globales por alrededor de 34.000 millones de dólares”, acotó.

De su parte, Rodney Martínez, director internacional del CIIFEN, indicó que El Niño tiene un efecto de carácter global que se desarrolla en el Océano Pacífico, así como en la atmósfera, de ahí que los impactos del evento son diversos según la región donde se presente.

“Las características de El Niño se evidencian por el aumento de la temperatura y un debilitamiento de los vientos alisios en el Océano Pacífico, un aumento del nivel del mar de lado de Sudamérica, y disminución del mismo del lado de Oceanía. Las precipitaciones de lluvias no son un elemento que caracteriza al evento de El Niño”, explicó el principal del Centro.

Ambos especialistas coincidieron en que no existe un momento específico durante el año en que se pueda producir el evento, pero que en la actualidad se puede prever la presencia de este fenómeno con seis o siete meses en base a la tecnología que se cuenta para estos casos.

“El Niño no siempre genera un aumento de precipitaciones en la zona de Ecuador, y norte de Perú, pero sí una disminución severa de lluvias al norte de Sudamérica y Centroamérica, países como Colombia, Venezuela y gran parte de Centroamérica se ven afectados por severas sequía”, destacó Martínez.

15 años de trayectoria

Sobre las actividades del CIIFEN, Rodney Martínez indicó que en sus 15 años de vida han implementado con éxito cinco proyectos regionales en el sector andino, más de 45 proyectos y estudios de diferentes escalas, que incluyen intervenciones locales de gestión de riesgo, adaptación al cambio climático, fortalecimiento de capacidades e investigación aplicada.

“Hemos coordinado con el apoyo de la Organización Meteorológica Mundial y la activa participación de los Servicios Meteorológicos del Oeste de Sudamérica, 16 foros climáticos regionales y en el marco de nuestros proyectos hemos ejecutado más de 300 talleres a nivel global, regional, local y comunidades indígenas y afro descendientes que han significado la interacción con miles de expertos de la región y el mundo”, destacó.

El CIIFEN ha contribuido con la divulgación científica relacionada con El Niño- La Niña y la variabilidad climática en múltiples escalas a través de tres conferencias internacionales, lo que les permitió la publicación de más de 73 artículos científicos con la participación de investigadores latinoamericanos.

Según Martínez, el Centro ha intervenido en decenas de localidades vulnerables, localizadas en regiones tan diversas como los valles interandinos, los llanos venezolanos, la zona costera e insular del Ecuador, el área altiplánica de Perú y Bolivia, así como la gran cuenca amazónica.

Todas estas experiencias, aprendizajes y conocimientos, han sido recopiladas en 31 publicaciones de libre acceso, las cuales se las puede descargar aquí.

FUENTE: EL TIEMPO

También te puede interesar ...

0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *