Header

Santos suspende diálogo con el ELN tras ataques

“Ante esta situación he conversado con el jefe de delegación del Gobierno en Quito, Gustavo Bell, para que se regrese de inmediato para evaluar el futuro del proceso”, dijo Santos en una declaración en la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo.
El Gobierno y el ELN tenían previsto instalar hoy en la capital ecuatoriana la quinta ronda de diálogos de paz, un día después de concluido el alto el fuego bilateral que estuvo en vigor desde el 1 de octubre del año pasado hasta ayer.
En los últimos días, tanto el Gobierno como el ELN habían manifestado su intención de prorrogar el cese el fuego bilateral, una medida que se esperaba fuera anunciada el martes en el inicio de la nueva ronda de diálogos en Quito.

Atentados
En su declaración, el Mandatario expresó su rechazo a los atentados que la guerrilla Ejército de Liberación Nacional, ELN, perpetró la madrugada de ayer contra la infraestructura petrolera, uno a un pozo en el departamento de Casanare y otro al oleoducto Caño Limón-Coveñas en Arauca, en el este del país.
“El Gobierno estuvo siempre dispuesto a prorrogar el cese el fuego con esa organización y a negociar uno nuevo. Así se lo hicimos saber desde hace varias semanas y lo reiteramos en los últimos días”, agregó Santos.
Sin embargo, “inexplicablemente el ELN no solo se negó, sino que reanudó sus ataques terroristas esta madrugada, justo el día en que se debía iniciar el nuevo ciclo de negociaciones”, dijo.
Uno de los atentados ocurrió a las 01:14 cuando guerrilleros atacaron el pozo Cupiagua YZ10, en el municipio de Aguazul, Casanare, lo que obligó a la petrolera estatal Ecopetrol a activar un plan de contingencia para evitar el riego de crudo en el río Charte.
El otro suceso ocurrió en Arauca, donde fue dinamitado el oleoducto Caño Limón-Coveñas, el más importante del país, y fueron atacados dos miembros de la Armada con una granada, según confirmó el gobernador de ese departamento, Ricardo Alvarado.

“Le reiteré a nuestras Fuerzas Armadas la orden de actuar con contundencia para responder a esta agresión y proteger la vida y honra de los colombianos, como es su deber constitucional. Mi compromiso con la paz ha sido y será indeclinable. Pero a la paz se llega con voluntad y hechos concretos”, apostilló.

La delegación del Gobierno en la mesa de negociación, establecida en Quito en febrero de 2017 y que de momento apenas ha logrado avances, manifestó que “los hechos mencionados desconocen la disposición del Gobierno, vuelven a afectar gravemente a la población y desatienden el clamor de la sociedad civil, líderes políticos, de Derechos Humanos, la Iglesia, países amigos y las Naciones Unidas”. “Estas acciones no son solo un atentado al oleoducto, son una afrenta directa a las comunidades”, recriminó el equipo de negociadores en un comunicado.
Por su parte, el jefe de la misión de Naciones Unidas en Colombia, Jean Arnault, lamentó el reinicio de los ataques del ELN y dijo que su equipo va a seguir de cerca la situación y mantener informado al Consejo. (I)

FUENTE: EL TIEMPO

También te puede interesar ...

0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *