Header

Choferes azuayos pidieron perdón

El acto de contrición durante la misa reflejó el sentir de quienes laboran en la cooperativa de transporte Viajeros Internacional. La tarde del sábado 22 su sede se convirtió en una capilla en la que estos pidieron públicamente perdón a las familias de los doce fallecidos y 37 heridos del accidente registrado el 1 de septiembre pasado.

Tras este arrepentimiento y la bendición de los buses, Viajeros prevé retomar sus rutas y frecuencias, pero el proceso de sanción continuará hasta determinar una amonestación económica o administrativa.

Ruth Pacheco asistió al acto. Perdió a su esposo y quedó a cargo de sus hijos. Mostró tristeza e indignación. Exigió respuesta económica ya que perdió a quien sostenía su casa.

Walter Patiño, presidente de Viajeros, refirió que resolvían uno a uno los dramas y llamó a las familias faltantes a acercarse a las oficinas.

Dijo que esperaba que la compañía recupere la confianza de sus pasajeros. Ofreció incluir dos conductores por unidad, no viajar presionados por el tiempo y mejorar su flota. “Vamos a alargar unos minutos tanto de origen a destino, nuestros pasajeros tendrán que entendernos”, manifestó.

Priscila Alvarado, directora en Azuay de la Agencia Nacional de Tránsito, dijo que serán rigurosos con esta y otras empresas para minimizar los accidentes. Indicó que ello incluye evaluación a choferes y la revisión técnica vehicular.

Al momento de darse la paz, parientes de víctimas, choferes y directivos estrecharon manos.

Del chofer del bus que cubría la vía Cuenca-Loja no se conoce su paradero. Según la Fiscalía del Azuay, él sería el principal responsable, pues manejan la hipótesis de que se trataría de una impericia al volante.

Ayer el vuelco de un bus de la compañía Tursur dejó heridos en la ruta Yangana-Loja. (I)

También te puede interesar ...

0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *