Crédito hipotecario a 30 años plazo, entre las reformas del Biess

Crédito hipotecario a 30 años plazo, entre las reformas del Biess

Carlos Villarreal, gerente (e) del Biess, anunció que habrá reuniones con el sector de la construcción para explicarles sobre las reformas. Belén Zapata Mora
15 de mayo, 2019 – 00h00

Incrementar el plazo de refinanciamiento en créditos hipotecarios de 25 a 30 años es una de las reformas que anunció ayer el gerente general (e) del Biess, Carlos Villarreal, en rueda de prensa en Guayaquil.

Este anuncio se da tras las publicaciones -de este fin de semana- de varios de medios de comunicación sobre una reforma al Manual de Crédito del Biess, que a criterio de Villarreal, se mal interpretó luego de la filtración de un documento.

Villarreal aclaró que en este manual se establecen ciertas condiciones para que entren en vigencia en un periodo de 6 meses, pero con previo consenso con asegurados y el sector productivo.

Estas reformas abarcan los requisitos de préstamos quirografarios e hipotecarios y serán implementadas en 180 días o más, aunque Villarreal dijo que algunas ya se están aplicando para “favorecer a los asegurados”.

En los quirografarios, el funcionario señaló que existe un incremento del monto de crédito en 10%, es decir, pasan del 80% al 90%, de lo que el afiliado tiene acumulado en sus fondos de reserva y de cesantía.

Así también, se elimina las 12 aportaciones consecutivas de las 36 que se requieren.

Además, que el afiliado podrá comprometer su capacidad de endeudamiento al 40%.

Sobre los hipotecarios, se plantea que la edad límite para el plazo de los préstamos ya no sea de 75 años sino hasta 77.

Se analiza cambios en el plazo de refinanciamiento de 25 a 30 años, de acuerdo a la esperanza de vida.

Según Villarreal, estas refornas no afectan a los proyectos inmobiliarios calificados.

Sin embargo, Jaime Rumbea, representante de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Viviendas del Ecuador (Apive), dijo que en los calificados no se están incluyendo proyectos que ingresaron en enero, febrero, marzo y abril.

“Cuando se habla de proyectos calificados, no se están refiriendo a los que todos se han represado durante tres, cuatro meses, es decir, deben seguir calificándose y los hogares que compran esos proyectos deben seguir teniendo las facilidades de simplificaciones de trámites que corresponden a un proyecto masivo, esto es, no tener que sacar más fotocopias a cada uno de los documentos porque ya reposan en los archivos del Biess y así sucesivamente”, expresó. (I)

FUENTE: EL UNIVERSO