Header

De La Torre: El impuesto a la salida de divisas representa más de $ 1.000 millones al año

Sobre esto último señaló que en días pasados mantuvo reuniones con representantes del Fondo Monetario, Banco Mundial y al Banco Interamericano de Desarrollo con la intención de profundizar en el diálogo y buscar fuentes de financiamiento.

Indicó que el tamaño de la deuda agregada (externa e interna) está en el 43% del PIB y la consolidada cerca del 30% del PIB. “La deuda es grande pero no podemos hablar de un sobreendeudamiento”, dijo.

El ministro afirmó que  la estrategia es buscar un financiamiento con mejores plazos y tasas más bajas, y “con esos recursos adelantar los pagos de la deuda”.

Afirmó que “la deuda no es algo negativo” y que el financiamioento interno y externo es una herramienta que usan todos los países del mundo.

De La Torre, también, se refirió a la eliminación del impuesto a la salida de divisas. Fue enfático en recalcar que “no es una decisión tomada la eliminación del impuesto a la salida de divisas, pero desde la visión técnica  hay que tener cuidado con el levantamiento de esta medida hasta por el ingreso fiscal que tiene”.

A su criterio, $4.700 millones para 2017 corresponden al déficit en Ecuador.

Según el funcionario de Estado, el impuesto a la salida de divisas ha sido manejado desde un punto de vista político, “hasta ahora no encuentro un argumento técnico sólido que justifique su eliminación”.

Indicó que este rubro representa una recaudación de más de $ 1.000 millones al año.

Adelantó que de las propuestas del Consejo Consultivo Tributario se  identificarán aquellos mecanismos que tengan incidencia positiva en impulsar la producción, el empleo y el ingreso de divisas propiciadas por el sector privado. “Se deben analizar mecanismos compensatorios, porque no podremos entrar en un sacrificio fiscal que genere problemas en ese déficit. Es complejo y debe manejarse con equilibros para evitar frenar la economía, en vez de impulsarla”, dijo.

Añadió que la idea es un plan integral que no solo impulse exportaciones, sino desde la producción, los mecanismos de lo que se importa y luego la colocación en los mercados internacionales.

El ministro de Finanzas indicó que el anticipo también está en análisis, porque es un sacrificio fiscal, que se traduce en un incremento de las utilidades de los productores, “pero es necesario mecanismos de corresponsabilidad”.

Pero, acotó  que el timbre fiscal está descartado en la economía ecuatoriana, porque “el incremento sustancial de importaciones no requiere la implementación de políticas tan drásticas”.

Recordó que la implementación de empleos en el Ecuador es una tarea “progresiva” y que con el programa Casa para todos se tiene una expectativa de invertir hasta $ 500 millones en lo que queda del año.

Habló sobre la dolarización y dijo que “no puede marchar sola y se debe buscar mecanismos para protegerla”. Precisó que cada dólar que ingresa a la economía ecuatoriana para circulación como billete es un dólar menos en las reservas y ese es un factor importante que debe controlarse en el marco de la dolarización. (I)

FUENTE: EL TIEMPO

También te puede interesar ...

0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *