Header

Ecuador ofrece a Chile la posibilidad de sumarse a iniciativa del corredor marítimo ‘Cmar’

“Aunque no tengamos límites con Chile, sí nos unen intereses comunes en proteger nuestros mares”, afirmó Granizo a medios locales desde Baltra, en Islas Galápagos, tras reunirse con su par chileno, Marcelo Mena.

Señaló que el encuentro bilateral fue básicamente para intercambiar experiencias, con énfasis en la necesidad de conservar los océanos. “Hay cosas que el Ecuador puede ofrecer a Chile, hay cosas que Chile puede ofrecer a Ecuador”, precisó.

Indicó que aunque Chile no es un país limítrofe, está muy interesado en integrarse a este corredor para la vigilancia y control de la pesca ilegal u otras actividades ilegales.

Este fue uno de los temas acordados la víspera en el encuentro presidencial entre los Jefes de Estado de Ecuador, Lenín Moreno, y Michelle Bachelet, de Chile, junto a varios de sus ministros, para impulsar la relación bilateral y anunciaron una nueva cita para noviembre.

Ecuador y Chile, con intereses comunes a favor de proteger los océanos y la conservación ambiental

En ese contexto, el presidente Moreno destacó la importancia del Centro Internacional para la Investigación del Fenómeno de El Niño (CIIFEN), con sede en Guayaquil, y expresó su interés que la Dirección Meteorológica de Chile considere ser miembro cooperante de su Junta Directiva.

Ambas delegaciones saludaron las actividades científicas desarrolladas cada año en la Antártica, y se informó que el Programa Antártico ecuatoriano cumplirá, en el próximo verano 2018, con su XXII Expedición para lo cual cuenta con el continuo apoyo logístico de la Armada de Chile.

Ambos Mandatarios hicieron énfasis en la necesidad de que se cumplan los acuerdos internacionales para la protección de la naturaleza y la conservación y uso sostenible de los océanos, en concordancia con la Agenda de Desarrollo Sostenible de la ONU, y en la lucha contra la pesca ilegal no declarada y no reglamentada.

Particular mención se hizo al esfuerzo chileno con iniciativas concretas con ese propósito, como la creación de nuevas Áreas Marinas Protegidas, que alcanzarían a más del 45% de la Zona Económica Exclusiva de Chile, con más de 1,5 millones de kilómetros cuadrados.

Trascendió el interés de las partes en la descontaminación del océano por residuos y plásticos; el fomento del comercio sostenible, del bioconocimiento y la bioeconomía orientados a la conservación y el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales.

De igual modo, destacó el aporte histórico del Ecuador a la conservación de los recursos marinos en el Archipiélago de Galápagos bajo un régimen especial de administración, y destacó la reciente creación del santuario de las Islas Darwin y Wolf.

Entre los acuerdos resalta el relativo a continuar la coordinación en el marco de la Comisión Permanente del Pacífico Sur (CPPS); en la Organización Regional de Administración Pesquera del Pacífico Sur (SPRFMO), así como en la Comisión Interamericana del Atún Tropical (CIAT).

Además, según la Declaración Conjunta rubricada por Moreno y Bachelet, los dos gobiernos se comprometieron a iniciar conversaciones para la suscripción de un acuerdo de cooperación en materia de conservación y protección de los recursos marinos, mediante el intercambio y la cooperación en materia de planificación, manejo y control de Áreas Marinas Protegidas, y también retomar el Plan de Trabajo bianual para la cooperación ambiental.

Uno de los consensos abordados se refiere al derecho y el deber que tienen los Estados ribereños del Pacífico sudeste de asegurar la conservación y el uso sostenible de los recursos pesqueros existentes en su propia subregión, incluidos aquellos que migran de las zonas bajo su jurisdicción nacional hacia la altamar y viceversa.

Consideraron trascendental el monitoreo de glaciares y recursos hídricos por el impacto del cambio climático y esbozaron la necesidad de una cooperación con Chile, en alianza con centros de altos estudios en Ecuador, para hacer aportes en este campo y evaluar su afectación a los recursos hídricos.

Se mencionó que los dos países colaboran en realizar acciones conjuntas como evaluación de impacto ambiental; manejo de parques nacionales insulares y gestión marino-costera; manejo de áreas protegidas; control y erradicación de especies introducidas; manejo de puertos y aeropuertos y gestión de bioseguridad.

FUENTE: EL TIEMPO

También te puede interesar ...

0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *