Header

El Papa viaja a Birmania y a Bangladesh

El viaje, entre el 27 de noviembre y el 2 de diciembre, es el primero de un Pontífice a Birmania, después de que, en mayo, Francisco recibiese en el Vaticano a la jefa de facto del Gobierno y nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi, en una entrevista que selló el inicio de relaciones diplomáticas bilaterales.

Diferentes voces del país han pedido a Francisco que se abstenga de nombrar a la minoría musulmana rohinyá y, si es necesario, se refiera a la expresión de grupo étnico de religión islámica que vive en el estado de Rakhine, oeste de Birmania.
Así, aseguran, se evitarían tensiones en un país que no les reconoce y que los reprime, lo que les ha llevado en los últimos meses a la huida desesperada de más de 600.000 rohiyás a Bangladesh.

Jorge Bergoglio despertó la atención internacional sobre la emergencia humanitaria de esta minoría el pasado 27 de agosto, cuando, en un llamamiento, pidió “ayuda y plenos derechos” para esa minoría.
Sin embargo, las tensiones en el país y el viaje obligaron al arzobispo de Rangún, Charles Maung Bo, nombrado cardenal en 2015 por el propio Bergoglio, a explicar que “no era prudente que el Papa pronunciase la palabra ‘rohinyá’, porque podría causar reacciones entre los grupos nacionalistas budistas del país”.

El padre Bernardo Cervellera, director de la agencia Asianews, del Pontifico Instituto para las Misiones, explicó que el Papa debería hacer referencia, además, a la situación del resto de minorías, entre ellas también cristianas.
Los aproximadamente 550.000 cristianos en Birmania, que no llegan al uno por ciento de la población, no forman parte de la etnia birmana, sino de las cerca de 131 minorías existentes en el país. (I)

FUENTE: EL TIEMPO

También te puede interesar ...

0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *