Header

La historia de alcaldes destituidos

Con los últimos acontecimientos suscitados en Pindal, sobre la resolución del Concejo municipal de remover de su cargo al alcalde Livar Bustamante, en la provincia de Loja recordamos algunos episodios que marcaron la historia de cantones como Saraguro y Macará, en donde sus alcaldes fueron destituidos.

 

En Saraguro  

Oswaldo Torres Sigcho fue electo alcalde de Saraguro para el periodo 2000- 2004. “Problemas políticos y gente que no vivía en Saraguro y que llegó con hambres atrasadas, provocó una circunstancia de unión con el vicealcalde de ese entonces  Luis Contento y armaron una serie de situaciones ilegitimas a objeto de destituirme”, indica.

 

“Dijeron que no había presentado el presupuesto a tiempo, pero ante todo se tomaron el tema de la venta de unos terrenos municipales que indudablemente fueron autorizados por la autoridad correspondiente que en ese tiempo era el Ministro de Gobierno, existió toda la documentación, pero como estábamos en vísperas de elecciones se generó una conmoción total”, menciona Oswaldo Torres.

 

Asimismo, Oswaldo Torres dice que el 3 de mayo de 2004, le notificaron que el Concejo municipal con la actuación de varios concejales alternos lo removió de su cargo. “Como en derecho hay que actuar,  reclamé ante el Consejo Provincial de Loja que presidía Raúl Auquilla, pero la verdad es todo político, finalmente no dieron paso y se escudaron absteniéndose de conocer el caso”, menciona.

 

Según Oswaldo Torres,  la Ley de Régimen Municipal vigente en esa época disponía que debiera ser notificado con la presencia de un notario, sin embargo, “el vicealcalde lo hizo con tres testigos de ingrata recordación para Saraguro, alegando que no sé leer ni escribir y ellos firman como recibida la notificación”.

 

El exalcalde de Saraguro, Oswaldo Torres, dice que las consecuencias de su destitución la sufrió la comunidad, ya que varios proyectos que se encontraban incluso con financiamiento quedaron en el olvido.

 

Exalcalde de Macará  

Por el Partido Liberal Radical, lista 2, Carlos Bustamante fue electo alcalde de Macará  por dos ocasiones, 1992-1996 y 1996-2000. “Me removieron del cargo, el Tribunal de Garantías Constitucionales, el más corrupto de la historia, me separaron por una resolución política, no jurídica”, puntualiza.

 

“En primera instancia ganamos ampliamente a nivel del Consejo Provincial, que revisó y analizó durante seis meses el caso, pero luego mañosamente apelaron e hicieron amarres en ese Tribunal y me causaron daño. Las causales no eran significativas, mencionaban que había nepotismo, no se presentaba la proforma presupuestaria a tiempo, nuestro caso fue una obsesión por tener la alcaldía, actuaron personajes de ingrata recordación”, puntualiza Carlos Bustamante.

 

El exalcalde de Macará, Carlos Bustamante, señala que durante su gestión se desarrollaron importantes proyectos para sentar las bases del desarrollo de su cantón. “Hicimos con honor el centro comercial, construimos 13 kilómetros de alcantarillado, mejoramos el sistema de agua en 23 kilómetros, Macará era un pueblo olvidado”, precisa.

 

Carlos Bustamante dice que al momento de su destitución en Macará habían sentimientos encontrados “y a lo mejor en ese tiempo hasta la gente pensó mal de mí, pero sepan todos que jamás estuve de corrida, nunca tuve un juicio civil, tampoco penal, siempre he estado en mi tierra, he salido por trabajo pero siempre he regresado, a nosotros nos arrancharon la alcaldía de Macará”.

 

En Calvas, pueblo respaldó al  alcalde

El exalcalde de Calvas Franklin Cueva Rosillo dice que la historia le brindó la oportunidad “de que Cariamanga se levante con todo en defensa del mi persona en calidad de alcalde, guardo mucha gratitud. Hubo una sentencia en mi contra para ir a la cárcel, pero el pueblo sabía que las cosas no estaban claras y el poder judicial estaba cometiendo una arbitrariedad, fue así que el pueblo se movilizó”.

 

“El pueblo de Calvas miraba y sentía que su alcalde estaba haciendo bien las cosas, por eso el 17 de octubre del año 2002, la gente se movilizó y defendió su administración. Hay que ser copartícipe, alcalde que gobierna solo está equivocado, hay que rendir cuentas claras es una obligación, hay que hablar claro”, menciona Franklin Cueva.

 

Franklin Cueva fue alcalde de Calvas en dos oportunidades, 2000-2004 y 2004-2009. “Para poder caminar por la calle tranquilo hay que armonizar la propuesta de trabajo que uno hace en campaña, ponerla en práctica es muy difícil, como alcalde hay que cumplir la oferta de campaña, hay autoridades que ofertan demasiadas cosas y cuando el pueblo le exige que cumpla empiezan los problemas”, concluye. (EVLL)

 

Pindal, a la expectativa

Por incumplimiento a expresas normas establecidas en el Código de Ordenamiento Territorial Autonomía y Descentralización (Cootad), que implica la no convocatoria a sesiones de Concejo municipal, los concejales de Pindal decidieron remover del cargo de alcalde a  Livar Bustamante.

 

Livar Bustamante, en ejercicio de su legítimo derecho a la defensa, procedió a presentar la consulta al Concejo municipal. Ahora el Tribunal Contencioso Electoral (TCE) deberá emitir un pronunciamiento respecto de la remoción del alcalde de Pindal.

FUENTE: LA HORA

También te puede interesar ...

0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *