Header

La mitad de los trabajadores a la espera del décimo tercer sueldo

Más de $ 680 millones circulan en la economía este mes por el pago del décimo tercer sueldo. Es una referencia mínima, pues son 1’793.356 trabajadores que no lo tienen mensualizados y que ganan al menos el sueldo básico.

Ese 51% de empleados que sí recibirá el décimo y también el 49% que ya lo cobró mes a mes tienen el reto de que las compras navideñas descontroladas, los regalos de última hora e incluso el abuso de la tarjeta de crédito no afecten sus finanzas. Es que hasta el 24 de diciembre, los trabajadores enrolados en una empresa –sea pública o privada– deben recibir el décimo tercer sueldo, que es como un sueldo extra, pues es equivalente a una doceava parte de los ingresos recibidos durante todo el año.

Ese décimo es un inyector importante de liquidez en estas fechas. En el país hay unos 3’274.463 empleados, del sector público y privado, dentro de la categoría de Empleo Adecuado, es decir, cumplen con 40 horas semanales en adelante y ganan al menos el salario básico. Ellos son potenciales beneficiarios del salario extra navideño, pero desde el 2015 hay la posibilidad de mensualizar dicho valor.

En el 2017 el 46,9% de los trabajadores privados acumularon su décimo: 1’402.995 personas lo recibieron en diciembre. En el sector público es al revés, de los 504.662 servidores, 390.361 acumulan su décimo, informó el Ministerio del Trabajo.

Por su parte, el de Finanzas indica que para este décimo el Gobierno Central ha destinado $ 300 millones. Si se considera que el pago mensual de salarios gubernamentales es de $ 700 millones, significa que el 42,9% de los empleados acumulan su décimo y el 57,1% lo mensualiza. Por eso en el caso del Gobierno Central, el impacto de la masa salarial no será el doble, como antes de la mensualización.

Adicionalmente, esta cartera ha previsto entregar unos $ 190 millones más para décimos de los GAD, Empresas Públicas, y entidades de Seguridad Social.

¿Cómo hacer productivo ese dinero extra?

Expertas en educación financiera recomiendan el uso prudente de este ingreso extra a fin de que no vaya solo al consumo, sino que se convierta en un factor productivo. Las mejores opciones son ahorro, pago de deudas o inversiones.

Natalia Garzón, directora de Fundación Bien-Estar de Mutualista Pichincha, considera que es importante saber cómo gastar este ingreso extra, de tal manera que no se vaya de las manos demasiado rápido: “Nuestro objetivo debe ser convertirlo en dinero productivo y no derrocharlo”.

En caso de mensualizar esa bonificación una buena opción es ahorrarlo en un plan programado en una institución financiera para ganar intereses. En cambio si se acumula este décimo, es importante que al momento de recibirlo se establezcan límites en los gastos.

Garzón asegura que solo se debe gastar una quinta parte de los ingresos extras y el resto ahorrarlo para planes futuros o emergencias. O finalizar el año sin deudas. Es necesario realizar una lista de las deudas que se podrían pagar como tarjetas de crédito o abonar al pago de la hipoteca de la casa; pero sobre todo, siempre destinar una cantidad al ahorro, comenta.

También se podría destinar para un chequeo médico completo. “Se recomienda no endeudarte durante este mes, ser cauteloso y no caer en el derroche. No te dejes tentar por las ofertas navideñas, de esta manera no gastarás más de lo que recibiste”, puntualiza Garzón.

Para Elizabeth Arellano, especialista de Responsabilidad Social de Produbanco, “lo ideal es destinar al ahorro todo el dinero o bonificación extra recibida, o dejar un saldo a favor para iniciar un fondo”. También se puede pensar en inversiones, como por ejemplo la entrada para adquisición de un terreno. Se podría crear un pequeño negocio o ayudar a modernizar uno ya existente, comenta.

Agrega que hay varios tips para ahorrar en las inevitables compras navideñas. En primer lugar está evitar compras de último minuto, pues cuando hay tiempo se pueden buscar varias opciones y comparar precios. O hacer una lista de regalos con un presupuesto asignado.

RECOMENDACIONES

1. No gaste todo su décimo para que el año empiece con ahorro

Si usted es del 51% de empleados que acumuló su decimotercero y lo recibirá este mes completo ya debe tener definido qué hará con él. No lo use todo en los gastos navideños. Lo primero es establecer límites en los gastos, se recomienda gastar solo un 20% de ese sueldo extra y el resto ahorrarlo para planes futuros o emergencias, para así empezar el nuevo año con un ‘colchón’.

2. Invierta o pague la deuda total de una tarjeta de crédito

La inversión es otro de los posibles propósitos: pague el año adelantado de la escuela de sus hijos, guarde en depósitos a plazo fijo, adelante pagos de la vivienda. Identifique en qué se va a invertir y considere los riesgos y beneficios de hacerlo. No invierta en negocios que le ofrezcan ganancias exorbitantes; recuerde que a mayor rendimiento, mayor es el riesgo, alerta Fundación Crisfe.

3. ¡Ahórrelo! para que no se diluya en los gastos cotidianos

Si tiene mensualizado su décimo tercer sueldo, lo recibe mes a mes y se convirtió en dinero de bolsillo, es momento de aperturar su cuenta de ahorro programado o acumularlo de nuevo para recibirlo en diciembre, pues de esa manera no se diluye en los gastos cotidianos de comida, pensiones escolares… Si intenta guardarlo por su cuenta, caerá en la tentación de usarlo.

En enero se puede cambiar la forma de recibir bonificación

Un trabajador puede cambiar la forma que recibe sus décimos –tanto del decimotercero como el decimocuarto que se paga a inicio de clases– a través de una solicitud en enero.

De acuerdo con el artículo 4 del Acuerdo Ministerial Nº 87 de abril de 2015, si un empleado desea hacer cambio puede realizarlo hasta los 15 de enero. Los trabajadores que lo tengan mensualizado y quieran el pago acumulado “deberán presentar una solicitud por escrito a sus respectivos empleadores, durante los quince primeros días del mes de enero”.

Si en los años posteriores desea seguir recibiendo de manera acumulada, no será necesario presentar una nueva solicitud. La norma aclara que se podrá solicitar el cambio de la modalidad solo dentro de los quince primeros días de enero del siguiente año. (I)

FUENTE: EL UNIVERSO

También te puede interesar ...

0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *