Header

La situación de la Universidad Nacional de Loja preocupa a exdirigentes estudiantiles

La situación que atraviesa la Universidad Nacional de Loja (UNL), donde en los últimos días se han acentuado las malas relaciones entre las autoridades del rectorado y los representantes de la Comisión Interventora de Fortalecimiento Institucional (CIFI), también genera reacciones entre quienes fueron parte de la institución, como estudiantes y dirigentes.
Marco Dávila Carrión y Mao Moreno Lara, ambos expresidentes de la extinta Federación Ecuatoriana de Estudiantes Universitarios (FEUE), en Loja, aunque difieren en varios aspectos, coinciden que es necesario ceder posiciones por el bien de la UNL.
Proceso
Mao Moreno, quien fue presidente de FEUE Loja por dos períodos consecutivos, asevera que con la aprobación de la Ley Orgánica Educación Superior, la universidad ecuatoriana ha tenido que encaminarse adecuadamente de acuerdo a las exigencias de la educación.
Según Moreno es necesario que la universidad lojana, particularmente la Universidad Nacional, asuma su cambio y restructuración.
A criterio del exdirigente estudiantil, el Consejo de Educación Superior debe tomar las riendas de este proceso, pero a la vez enfatiza que injerencias particulares e intereses de grupo no han permitido que estos procesos trasciendan.
Moreno sostiene que la Universidad Nacional de Loja está viviendo un proceso de transición que requiere una intervención para fijar su camino. Reconoce que esto genera situaciones críticas pero considera que luego de una crisis hay resultados favorables.
Mao Moreno recalca que hay que dejar de lado los intereses y ceder posiciones radicales extremas que no han permitido avanzar en este proceso.
Afectados
Por su parte Marco Dávila, quien ejerce la docencia universitaria en la Escuela Politécnica del Chimborazo, reconoce que en un principio apoyo la intervención a la Universidad Nacional de Loja porque se consideraban que era un proceso necesario de auditoría y evaluación.
Sin embargo en la actualidad Dávila ha cambiado su criterio y señala que lamentablemente se ha involucrado la política y esto afecta el desarrollo normal de las actividades universitarias.
Incluso marco Dávila severa qué es uno de los perjudicados por los procesos académicos y administrativos que atraviesa la Universidad. Comenta que culminó una carrera de posgrado pero hasta la actualidad no pueden acceder al título por esta situación que atraviesa la institución.
La politización de este caso, señala Dávila, está haciendo mucho daño especialmente a los estudiantes.
La UNL no debe estar en la categoría actual dice el exdirigente y considera que los estudiantes deberían unirse para luchar por el ascenso de categoría.
Las agresiones físicas las amenazas son otros aspectos que critican marco Dávila y señala que esto afecta aún más la imagen universitaria en Loja.
“Pedimos a las autoridades a nivel nacional que traten de solucionar los problemas que atraviesa nuestra universidad”, recalca Marco Dávila.
Para Dávila, si es que existen autoridades al interno de  Universidad Nacional de Loja que se están yendo en contra de las resoluciones y de la ley es necesario que intervenga la justicia ordinaria. (OGS)
FUENTE: EL TIEMPO

También te puede interesar ...

0

Leave a Reply