Header

Ministro Oswaldo Jarrín anuncia depuración en Fuerzas Armadas

Una investigación preliminar de las Fuerzas Armadas determina que son municiones y no armas las que supuestamente se proveía desde varias unidades militares ecuatorianas a la organización narcoterrorista llamada Oliver Sinisterra, liderada por alias Guacho, que opera en el sur de Colombia.

Lo afirmó el ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, quien este jueves entregó a la Asamblea un proyecto de Código Orgánico de Seguridad del Estado, e improvisó una rueda de prensa para revelar que son siete militares activos de tropa del Ejército, y un civil del área de sistemas, los detenidos en el operativo de allanamiento que realizó la Fiscalía en coordinación con la Policía Nacional.

Indicó: “Solamente munición y no hay armas, hasta el momento; y no podemos dar información de otros aspectos, porque sería especular”.

“Hasta el momento lo que sabemos es que hubo alteración de documentos para sustracción de la munición”, insistió.

En tanto, el presidente Lenín Moreno enfatizó que aún no se conoce si hubo tráfico de armas. “Este hecho nos da la medida de toda la permisividad que yo advertí hace unos meses, en el periodo del gobierno anterior, que parecía un acuerdo tácito entre ellos y aquellos que traficaban droga… y aquellos que únicamente no han hecho esto sino que además han estado influenciando sobre nuestros civiles y nuestras FF. AA. para tratar de inducirles a que cometan estos actos violatorios a los derechos”.

Moreno dijo que dispuso a los ministros de Defensa y del Interior que pongan todo el interés en detectar “hasta la última persona que pueda ser detectable” en este hecho ilícito.

“Ecuador ha sido, es y continuará siendo un país de paz, no permitiremos que esos actos aislados, perversamente heredados del régimen anterior, permitan que esa paz se violente”, subrayó el mandatario.

El ministro de Defensa reveló que fue el Ejército quien dio la información básica para que se inicie la investigación, y que se respetará a la Fiscalía y a la Justicia en este proceso de indagación, que habrá apoyo y transparencia hasta terminar con las indagaciones.

Indicó que habrá depuración de las Fuerzas Armadas, entendiéndose como una medida para eliminar a los elementos indeseables para el cumplimiento de la misión de defensa y seguridad, que tienen que ser separados de la institución.

Jarrín descartó la aplicación de medidas de confianza como el uso del polígrafo para determinar responsabilidades en este caso, pues dijo que confía en los reglamentos disciplinarios internos. “Yo no tengo fe en las medidas y mecanismos externos, yo tengo más fe en el interior de los individuos, en su formación y los valores, en su conciencia y ética”. (I)

FUENTE: EL UNIVERSO

También te puede interesar ...

0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *