Header

Opiniones de Assange sobre Cataluña no representan la posición de Ecuador: Cancillería

El Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana de Ecuador informó este miércoles que “no representan la posición del Estado ecuatoriano” las declaraciones del fundador del portal WikiLeaks, Julian Assange, en torno a la independencia de Cataluña.

En un comunicado oficial difundido por la Cancillería se señala que este país andino reafirma su adhesión a los principios que rigen las relaciones entre todas las naciones, especialmente el respeto a la integridad territorial, soberanía e independencia de los Estados, así como el de no intervención en los asuntos internos de ningún país y el derecho de todos los Estados de resolver sus diferencias sin injerencias extranjeras.

Añade que las autoridades ecuatorianas han reiterado a Assange su obligación de no realizar declaraciones o actividades que pudieran afectar las relaciones internacionales del Ecuador, las mismas que deben ser preservadas, como sucede con España, con el cual a este país le unen lazos históricos y culturales y vínculos sobre la base de principios.

En ese orden, señala que al mismo tiempo Ecuador reafirma su compromiso con el asilo diplomático y renueva su decisión de continuar brindando la protección debida al señor Assange, “de conformidad con los principios y normas previstos en el derecho internacional y en la normativa nacional sobre asilo”.

Señala que, por su parte, Assange, quien permanece asilado en su embajada de Londres desde 2012, se ha comprometido formalmente a observar una conducta que sea compatible con la voluntad del Estado ecuatoriano.

El australiano de 46 años pidió protección al gobierno ecuatoriano ante los temores para su vida de ser extraditado a Estados Unidos, luego de que en 2010 difundiera decenas de miles de cables diplomáticos de ese país que pusieron al descubierto su accionar incluso frente a Estados aliados.

Según AFP, Assange mostró su respaldo a la causa del gobierno catalán, que declaró su independencia, luego de una convocatoria en las urnas, el 1 de octubre, calificada de ilegal por la justicia española.

Con anterioridad, desde la misma campaña electoral, Lenín Moreno, quien tomó posesión del cargo de presidente el 24 de mayo pasado, había solicitado al periodista australiano que se abstuviera de inmiscuirse en asuntos ecuatorianos y de otras naciones.

FUENTE: EL TIEMPO

También te puede interesar ...

0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *