Nacional

La reconstrucción es pausada en zona cero

0

En Manta, donde fallecieron 219 personas, el mayor porcentaje de los daños se concentró en la parroquia Tarqui, denominada después del sismo como la zona cero. Los trabajos de reconstrucción que se desarrollan en Tarqui están a cargo del Gobierno.

La otrora zona comercial de Manta luce casi todo el día desolada. La tristeza es constante entre los pocos habitantes y el ruido de las máquinas que laboran en la reconstrucción rompe el silencio, además los trabajos son lentos y pausados.
En las avenidas 108 y 109 están los obreros que trabajan en el soterramiento de cables y acarreo de materiales. En ese sector, quienes van al paso comentan sobre las obras que se desarrollan. El vecino César Barcia usa su voz para dar información pura y dura: “Bienvenidos a la sucursal de la Luna”.

De las emociones se encargan las manos y puntualiza que “no hay calle que no tenga hueco”, y eso molesta a todos los habitantes de la zona. Con la mano derecha apunta hacia un hoyo de más de 10 metros de largo y dos de profundidad en plenas avenidas 108 y 106, y afirma que tiene ocho días abierto; ahí se observa el nivel freático, agua que rezuma del interior de la tierra.
“Da pena ver a Tarqui”, este no es el Tarqui en el que crecí, afirma. En la esquina de la avenida 107, Gladys Cedeño detuvo su marcha, mira muchos terrenos baldíos con letreros ‘se vende’, levanta su cabeza y se da cuenta de que un hotel que estuvo en reconstrucción ha parado los trabajos.


Dos metros más adelante se observa una casa cuyas ventanas y puertas han sido selladas con ladrillo ante el auge delincuencial que se dispara sobre todo en las madrugadas. “Tarqui no avanza, ha pasado un año y nueve meses desde el terremoto”, afirma Cedeño.

Cristóbal Castro, oriundo de Jipijapa, vende sánduches desde hace 20 años. Después del sismo, de los 3.000 negocios que había en la zona apenas han regresado 54, comenta. Eduardo Benavides integra la veeduría de Tarqui.
Ha recorrido 72 veces la zona junto a autoridades y delegados internacionales, “las obras que se ejecutan no terminan. Nos dieron una fecha, dijeron que el soterramiento terminaría a fines de diciembre, 2017, y nada”.
El hotelero Plutarco Bowen asegura que hay poca afluencia de turistas a Tarqui a causa de los trabajos de reconstrucción. Tarqui bajó la plusvalía después de la catástrofe en la zona cero, el costo de la tierra bajó y, por consiguiente, el de las propiedades.

Para el alcalde Jorge Zambrano es lógico que una zona que se quedó sin servicios básicos a causa de un sismo devastador se vea afectada en la reducción de la plusvalía. Hasta que se realicen los trabajos de construcción de los sistemas de agua potable, alcantarillado sanitario, soterramiento de cables, arreglos de calles y regeneración urbana, donde se han invertido 19 millones de dólares, el valor de la tierra seguirá bajo.
La recuperación se podrá observar en unos cinco años, dice el burgomaestre. (I)

FUENTE: EL TIEMPO

Talibanes conversan con el Gobierno

Previous article

Se pide a Colombia devolución de vehículos

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

More in Nacional