Internacional

Pese a los avances en la vacunación, varios países prefieren volver a cuarentena ante ola de contagios

0

Las últimas dos semanas varios países que están avanzando a grandes pasos en la vacunación no han podido evitar que los contagios de coronavirus aumenten, razón por la que han tenido que tomar medidas de confinamiento otra vez.

Entre los europeos con buscan ese objetivo están Alemania, Italia, Francia y Reino Unido. De igual manera Chile y otros países de la región han seguido el mismo camino.

Italia, Francia y Alemania detuvieron su desescalada de las restricciones e impuesto otras.

Mientras, España anuncia medidas para evitar las movilizaciones entre sus territorios, pero también avisa que permitirá la llegada de extranjeros.

En el caso alemán, la medida se toma cuando este martes la incidencia es de 108 casos por cada 100.000 habitantes. Esto, debido a que en el plan de desescalada que tenían estaba previsto que pusiera un freno si la incidencia pasaba de 100, como ha ocurrido en la última semana.

Mientras, según el diario español La Vanguardia, desde el 20 de marzo Francia impuso más restricciones en 16 departamentos del país -incluyendo la región de París-, dejando en un ‘ligero’ confinamiento a 21 millones de personas.

En estas zonas la gente no puede moverse más de 10 km de su casa y solo por motivos excepcionales o razones laborales se puede viajar a otro departamento.

El país europeo que más controles ha puesto desde hace dos semanas es Italia y se prevé que sigan en confinamiento hasta después de la Pascua. En todas las regiones (hay 20) en las que se supere la incidencia de 250 contagios por cada 100.000 habitantes se pasa a confinamiento.

Para llevar un control de esto se han creado niveles por colores, siendo el rojo equivalente a superar la incidencia permitida. Con este sistema se ha puesto en cuarentena a 40 millones de personas (de los 60 millones que tiene el país), incluyendo a los que viven en las grandes ciudades de Roma, Milán, Nápoles, Turín y Bolonia.

Solo se puede salir para ir al trabajo, comprar víveres o por emergencias. Todas las tiendas, salvo las de productos esenciales, están cerradas. Además está previsto que se pueda recibir la visita de hasta dos personas entre el 3 y 5 de abril, justamente por la Pascua.

El primer ministro, Mario Dragui, prometió un paquete de ayudas de 32.000 millones de euros para paliar las pérdidas de los sectores más golpeados y a los ciudadanos directamente.

En la región

Incluso Chile, que es uno de los países con mejores avances en la vacunación -lleva más de 6 millones con al menos una dosis- ha puesto en cuarentena al 74% de su población por la llegada de una nueva ola de contagios que sigue elevando la curva.

Las nuevas restricciones afectan a 42 comunas (ciudades o sectores de ciudades) a lo largo del país y tendrá como resultado que 13,7 millones de personas -de los 19 millones que habitan la nación- pasarán a estar confinadas a partir del jueves.

Esta cantidad aumentará durante los fines de semana al 90%, ya que se suman a las cuarentenas las personas de los sectores en los que esta medida solo rige los sábados y los domingos, informa EFE.

Mientras, las autoridades sanitarias de Paraguay evalúan la aplicación de nuevas medidas restrictivas, sin descartar una cuarentena total, ante la situación epidemiológica en el país, que atraviesa una segunda ola y una tendencia sostenida de contagios que está desbordando el sistema de salud pública.

La viceministra de Rectoría y Vigilancia de la Salud, Lida Sosa, dijo el martes que otra de las opciones en estudio sería mantener activos los sectores que cumplen los protocolos sanitarios, pero con limitación horaria y controlado por las fuerzas de seguridad. Y en tercer lugar un estricto control de los viajes en Semana Santa, dentro de una serie de recomendaciones que se están evaluando.

En tanto, los gobiernos locales de Brasil -el segundo país más enlutado detrás de Estados Unidos con 294.042 muertes y más de 11,9 millones de contagios- intentan controlar la pandemia.

En Brasil, Río de Janeiro decidió cerrar sus playas el fin de semana, mientras Sao Paulo implementó restricciones y anticipó feriados. Pero el presidente de ese país, Jair Bolsonaro, es un crítico de estas medidas e incluso ha presentado acciones contra estas en el máximo tribunal. “Algunos tiranos están tratando de restringir tu libertad”, ha dicho a sus seguidores.

En tanto, en Venezuela, Nicolás Maduro, ordenó extender el confinamiento durante Semana Santa para frenar el avance de la variante brasileña del coronavirus.

Situación mundial difícil

La situación sigue siendo difícil en todo el mundo, la semana pasada hubo un promedio de 465.300 contagios nuevos por día. Salvo África y Oriente Medio, todas las regiones registraron aumentos: Asia +34%, Europa +18%, Estados Unidos/Canadá +15% y América Latina y el Caribe +5%.

Los muertos, en tanto, superan los 2,7 millones a nivel global, según un balance de AFP con base en cifras oficiales.

Por eso la necesidad de los confinamientos. Sin embargo, miles de personas ya están cansadas del encierro o de ver sus negocios morir, y esto ha desencadenado protestas en varias ciudades del mundo.

El sábado pasado, miles de personas protestaron en Alemania, Holanda, Austria, Bulgaria, Suiza, Serbia, Polonia, Francia y Reino Unido, así como en Canadá, contra las restricciones sanitarias. (I)

FUENTE: EL UNIVERSO

Quito superó los 100.000 casos confirmados de COVID-19

Previous article

UNL inmuniza a su comunidad universitaria

Next article

You may also like

Comments

Comments are closed.