Politica

El sistema partidista en Ecuador, sin consolidarse en 4 décadas

0

Luego de nueve años de dictadura, dos civil con José María Velasco Ibarra y siete militar (cuatro con Guillermo Rodríguez Lara y tres con el Triunvirato), el retorno a la democracia en 1979 marca la puesta en marcha de un nuevo sistema partidista en el Ecuador.

Con la promulgación de la Ley de Partidos Políticos un año antes, por iniciativa del Triunvirato, las organizaciones políticas pasaron de una etapa de invernación de casi una década, como la llama el sociólogo Luis Verdesoto (vocal del Consejo Nacional Electoral) a tener un rol importante en la nueva era de la democracia.

“Se incubaron los liderazgos que luego encarnaron en la transición a la democracia; esa es la etapa del fortalecimiento de los partidos, como los protagonistas de la democracia…”, sostiene Verdesoto.

El historiador y docente universitario Enrique Ayala Mora agrega que el sistema partidario comenzó a funcionar con cierta regularidad e institucionalidad en el país entre las presidencias de Jaime Roldós Aguilera y Sixto Durán-Ballén.

Hasta esa época, dice Ayala, se intentó hacer un sistema de partidos, pero que desde el triunfo de Abdalá Bucaram (en 1996) predominó el caudillismo y las estructuras partidarias fueron reemplazadas por clientelas electorales. “Terminó deviniendo en partidos individuales, en el partido de Alvarito, en el partido de Correa, el partido de Lasso, que funcionan solamente para el momento electoral o para los acuerdos políticos en la Asamblea Nacional…”.

El exvicepresidente León Roldós sostiene que en Ecuador siempre hubo caudillismo. “Pero había niveles cualitativos superiores en el quehacer político, ahora se han degradado mucho en el Ecuador…”.

La crisis de los partidos también pasa por la desagregación, a raíz de la aprobación en la Constituyente del 2008 de la inscripción en el registro electoral de organizaciones políticas provinciales, cantonales y locales, lo que para Verdesoto no fue bueno para la democracia.

Solo en el 2009 se registraron 508 grupos a nivel nacional; este 2019 hay 279, más de 200 provinciales, cantonales y parroquiales, según el Consejo Nacional Electoral.

Para Roldós todo esto demuestra cómo desde el poder se prostituyó la estructura de fuerzas políticas. “Diría que en los últimos años se multiplicaron las organizaciones políticas; eso de que hay 17 candidatos para una dignidad está vinculado con el tema de la ratería…”, asegura.

La poca representatividad de la ciudadanía es otro problema que actualmente sortean los partidos y movimientos políticos, sobre todo los tradicionales, que recibieron un ataque sistemático en la última década.

“Siguen teniendo una crisis dura porque los partidos políticos no representan a la sociedad; entonces montar un sistema de partidos, superar el caudillismo, los elementos populistas, no lo vemos tan inmediato…”, reflexiona Ayala. (I)

FUENTE: EL UNIVERSO

En economía, la dolarización es lo más destacado en 40 años de democracia y balanza comercial es tarea pendiente

Previous article

Financiamiento para investigación y desarrollo es limitado en Ecuador

Next article

You may also like

Comments

Comments are closed.

More in Politica