Politica

Rescatar la imagen de la Corte de la Justicia del Guayas es la propuesta común de precandidatos

0

Gina Jácome Véliz, Alfonso Ordeñana Romero y Jessy Monroy Castillo no solo comparten las funciones de jueces de segunda instancia de la Corte Provincial de Justicia del Guayas, sino también la idea de rescatar la imagen de la Función Judicial. Los tres son precandidatos a presidir en el 2020 esa institución.

La Corte, considerada la más grande del país, está ubicada en la avenida 9 de Octubre entre Quito y Pedro Moncayo, en pleno centro de Guayaquil.

Actualmente esa Corte es presidida por Francisco Morales, quien por ser el juez de Sala más antiguo subrogó a Gabriel Manzur, suspendido por el inicio de una indagación previa en la Fiscalía por el presunto delito de enriquecimiento ilícito y lavado de activos.

Sin embargo, el artículo 211 del Código Orgánico de la Función Judicial establece que esa subrogación durará solo el tiempo que resta del periodo, en este caso, de Manzur, que se cumple a inicios del 2020.

Por ello, y en atención al artículo 210 del mismo Código, Morales convocó para este jueves 9 de enero, a las 17:00, al Pleno de la Corte Provincial para elegir a su sucesor, quien estará en el cargo por los siguientes dos años.

No existen listas de postulantes. Actualmente, Jácome, Ordeñana y Monroy son considerados precandidatos, quienes oficializarán sus candidaturas durante la sesión del pleno, conformado por los más de 50 jueces de salas especializadas.

Los mismos interesados en ocupar la presidencia de la Corte explican que sus nombres deben ser mocionados y secundados en la sesión. Luego, según el Código, todos los jueces deben ejercer el voto por escrito y en secreto, y el candidato con mayor respaldo será el ganador.

Los tres interesados en presidir la Corte dicen tener el beneplácito de sus colegas. Y aunque al momento se disputan una misma dignidad, todos aseguran guardarse mucho respeto, porque prima el compañerismo y la amistad.

Alfonso Ordeñana: Pretendo promover la unidad de toda la Función Judicial

Alfonso Eduardo Ordeñana Romero es juez provincial de la Sala Especializada de lo Civil desde hace seis años y su postulación a la Presidencia de la Corte tiene el objetivo de servir desde otros espacios.

“Como juez cumplo mi rol y es lo que me apasiona, pero como presidente puedo tener mayores ejecutorias positivas para todos…”, sostiene Ordeñana, quien hasta el 2018 ejerció como docente en la Universidad de Guayaquil.

Dice que desde la Presidencia de la Corte se puede generar un cambio de imagen de la Función Judicial, resaltar “verdaderamente el deber de la Corte de Justicia del Guayas”. “Pretendo promover la unidad de la Corte…”.

Considera que es importante que la ciudadanía conozca el trabajo de los administradores de justicia, por lo que propone la elaboración de gacetas en las que consten “las ejecutorias positivas de la gestión que realizan los jueces, ponderar, reconocer los fallos y sentencias de los jueces de primer nivel…”.

Propone la capacitación constante de los funcionarios judiciales y la participación de los jueces en jornadas educativas, y promover la independencia de la justicia.

“La independencia debe marcar un punto de trascendencia e importancia, el juez debe sentirse abstraído, apartado de cualquier injerencia externa…”, y resalta el apoyo de su familia en la búsqueda de la presidencia. “La familia siempre te va a respaldar en cualquier desafío que se quiera emprender…”.

Gina Jácome: Quiero ser la segunda mujer en presidir la Corte del Guayas

Desde el 2015 Gina Jácome Véliz ejerce como jueza de la Sala de lo Laboral y actualmente es una de los tres candidatos para captar la Presidencia de la Corte de Justicia del Guayas.

“Me mueve a participar el afán y la mística del servicio…”, sostiene Jácome, quien aspira a convertirse en la segunda mujer en la historia en presidir la Corte del Guayas. Desde 1826, solo María Leonor Jiménez ha ocupado ese cargo.

“Quiero llevar ese lado humano, prestar mi contingente al servicio de la gente…”, dice la jueza que aspira a establecer una administración de puertas abiertas, “en la que no hay que guardar ningún tipo de hermetismo, secretismo, de la información…”.

Jácome, quien también es comunicadora social, cita que entre sus planes está cambiar la relación que existe entre los usuarios y los jueces.

“Pienso en el servicio puro y directo a los usuarios; el juez no sabe la realidad del usuario, ni el usuario la del juez, de cuánta carga procesal posee; tiene que ser una función comunicativa, con una especie de enlace…”, explica Jácome.

Para rescatar la imagen de la Función Judicial, la jueza dice que promoverá la excelencia en el “trabajo, la transparencia y el humanismo…”.

Jácome se considera una mujer de éxito, fundamentado en el seno familiar. “Gracias a Dios me siento satisfecha porque tengo la empresa más hermosa en la que he logrado el éxito: mi familia, esa empresa es mi gran auspiciante…”.

Jessy Monroy: Conozco la casa desde adentro y sé lo que hay que hacer

Jessy Marcelo Monroy Castillo tiene 18 años en la Función Judicial y desde el 2014 es juez de la Sala de la Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia del Guayas; ahora aspira a presidir la Corte de Justicia del Guayas.

Monroy dice que no es improvisado, y que su tiempo como funcionario le ha servido para conocer ‘la casa’ desde adentro. “Y sé lo que hay que hacer, permanentemente he estado pendiente de lo que ocurre en la Función Judicial…”.

Y prueba de ello, dice, es que escribió la letra del himno de la institución, aprobada por el pleno de la Corte en agosto pasado. “Es decir, cuando otros están proponiendo hacer cosas, yo ya las estoy haciendo”.

Uno de los objetivos que Monroy se plantea es rescatar el sentido de pertenencia del funcionario judicial a la Corte de Justicia y la vocación de servicio que debe tener.

También propone rescatar la imagen, la credibilidad y la respetabilidad de la institución, “transparentando las acciones, el César no solo tiene que ser sino también parecer; marcando distancia con cuestiones políticas o partidistas, que deben quedarse fuera, el presidente debe ser apolítico”.

Señala que un antepasado suyo, Palemón Monroy y Cedillo, presidió la Corte en 1896. “Y eso me enorgullece porque veo que un pariente mío ya sirvió a la institución a la cual quiero servir”. (I)

FUENTE: EL UNIVERSO

Gobierno de Ecuador atenderá solicitud de la CIDH respecto al exvicepresidente Jorge Glas

Previous article

Jordi Cruyff es el nuevo seleccionador de Ecuador, según Diario Marca

Next article

You may also like

Comments

Comments are closed.

More in Politica