Deportes

Que a nadie le sorprenda si Ecuador consigue seis puntos en esta doble fecha de Eliminatoria

0

Gustavo Alfaro arribó al país no solo a hacerse cargo de una Selección, sino a tratar de reconstruir un equipo que no tenía rumbo y que, por los inconvenientes institucionales de la Federación Ecuatoriana de Fútbol, no vivía sus mejores días. Hay que ser realistas, no existía optimismo entre los seguidores de la Tricolor. Ese sentimiento era nulo, sobre todo después de todo lo ocurrido con el ‘proceso’ de Jordi Cruyff y Antonio Cordón. Sin embargo, llegó un argentino a devolverle la ilusión a 17 millones de ecuatorianos.

“Desde hoy ya estamos puestos en funciones aquí, en Ecuador, para trabajar y construir esta ilusión que es ir a Catar. Me encontré con instalaciones de primer nivel y estoy feliz de ser parte de este proyecto. Es un desafío que atañe a todo el Ecuador. Todos debemos empujar esta ilusión (de ir al Mundial Catar 2022). Somos conscientes del reto”, fueron las primeras palabras de Alfaro tras ser oficializado como el seleccionador de la Tri. A estas declaraciones agregó que vestir la camiseta de la Selección debe “despertar el sentimiento más sublime en un jugador”. Un mensaje muy claro para los futbolistas: aquí se viene a jugar por un país, los beneficios personales quedan a un lado.

Su pasado lo condenaba. Alfaro es conocido por ser un técnico con una tendencia ultradefensiva y contragolpeadora. Y, a pesar de conseguir un campeonato con Boca Juniors (Supercopa Argentina, en 2018), su estilo no fue aprobado por los seguidores xeneizes. Por un momento se olvidaron del DT que salió campeón de la Copa Sudamericana (2007), del torneo Clausura del 2012, Copa Argentina y la Supercopa Argentina con Arsenal de Sarandí.

No obstante, y para sorpresa de todos, se encontraron con un profesional en todo el sentido de la palabra. “Políticamente correcto. Didáctico. Docente para explicar su filosofía. Respetuoso de las demandas de hinchas y periodistas. Conocedor del mundo del fútbol, de sus sentimientos, luchas y miserias”, lo describió al entrenador el diario Clarín, de Buenos Aires.

La prueba en Ecuador para el estratega no estaba en lo teórico, sino en la práctica. En apenas un mes tenía que ejecutar un trabajo para el que se requiere, normalmente, como mínimo seis meses. Conocer el balompié nacional, a sus jugadores, su idiosincrasia, a los futbolistas que militan en el exterior; y después de aquello, a la brevedad tratar de formar un equipo que se acople a su idea con jugadores que vivan un buen presente. Y con la obligación de obtener resultados inmediatos con la desventaja de enfrentar a las demás selecciones sudamericanas, que vienen de procesos largos y con más tiempo de trabajo.

Arrancó con una visita a Argentina y recibiendo a Uruguay, dos de las mejores combinados de la región y candidatas para conseguir sus respectivos cupos a la Copa del Mundo, no era, a priori, el mejor contexto para debutar. El ambiente estaba caldeado y lleno de críticas.

Pero a todas estas adversidades, Alfaro les hizo frente. Armó su primera lista de convocados –tal vez con asesoramiento de Jorge Célico y compañía- y encaró la primera doble jornada. Ecuador perdió el partido ante Argentina por un penal de VAR, convertido por Lionel Messi, pero dejó una imagen que pocos esperaban. La Tri buscó el partido, trató de proponer y terminó encimando a la albiceleste contra su arco en los últimos minutos, pidiendo tiempo.

El partido consagratorio fue ante Uruguay. Ecuador estuvo hasta el minuto 84, goleando 4-0 a los charrúas, con un fútbol impecable, con velocidad, transiciones rápidas, triangulaciones en todos los sectores del terreno y con una presión asfixiante que evitó el desarrollo de la idea que tenía Óscar Tabárez. Como dato adicional, Ecuador no le marcaba cuatro goles a Uruguay desde el 12 de febrero de 1997, cuando lo derrotó 4-0, rumbo a Francia 1998. Dos desconcentraciones le costaron terminar el duelo 4-2, pero en el trámite del compromiso la diferencia fue muy grande a favor del equipo de Alfaro.

Una mezcla de juventud y experiencia caracterizó a la nómina, la misma que ahora, para los partidos ante Bolivia y Colombia, incluye casi los mismos nombres de la citación inicial. Solo se sumaron Moisés Corozo, Beder Caicedo, Adolfo Muñoz y Joao Rojas. Este último generó dudas debido a su actual bajo momento con Emelec; sin embargo, Alfaro sostuvo que lo lleva para conocerlo. “Es un jugador que maneja la pausa y tiene panorama para poder jugar. Además, cuando juega por izquierda va por dentro”, lo describió.

El exestratega de Huracán adelantó que esta doble fecha premundialista será “mucho más compleja” que la anterior y envió otro mensaje para los jugadores: “Cuando a uno lo llama la Selección es por un lado un premio que se está otorgando; y por otro lado, una responsabilidad, porque el jugador tiene que tener la responsabilidad de demostrar por qué fue convocado a la Selección nacional”.

Algo que sin duda marcó una pauta fue cuando Alfaro reveló una pequeña conversación que sostuvo con un seleccionado, de quien no reveló su identidad, por respeto a la intimidad del camerino, explicó. “Se me arrimó y me dijo: ‘Has conseguido en poco tiempo lo que otros entrenadores consiguen recién en seis meses’”. Sus futbolistas lo respetan, creen en su idea y no hay mejor augurio que reunir todos estos factores para encaminarse hacia un mismo objetivo: el de ir a Catar 2022, una meta por la que Alfaro “dejará el alma”, como lo afirmó en una entrevista exclusiva con la FIFA.

Hace mucho tiempo que en Ecuador no se apreciaban unas ruedas de prensa tan didácticas dadas por parte de un DT, con varios mensajes positivos y con un respeto y elocuencia admirable a sus interlocutores. Gustavo Alfaro reúne todos los requisitos para triunfar en Ecuador. (O)

FUENTE:EL UNIVERSO

Donald Trump aseguró que la próxima semana llegarán los resultados de las elecciones estadounidenses favorables para él

Previous article

Canales de TV para ver en vivo a la selección de Ecuador en las eliminatorias sudamericanas para el Mundial Catar 2022

Next article

You may also like

Comments

Comments are closed.

More in Deportes