Internacional

Trump y su «mano dura» en materia migratoria

0

Para demostrar su «mano dura» en materia migratoria, el Mandatario anunció en septiembre pasado el fin del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, DACA, que ha protegido de la deportación a 800.000 indocumentados, entre ellos, 6.696 ecuatorianos.

Esta medida entrará en vigor el 5 de marzo próximo, plazo en el que el Congreso debe encontrar una solución para regularizar la situación de los jóvenes indocumentados conocidos como ‘soñadores’ o ‘dreamers’.
Durante la campaña electoral, Trump prometió que acabaría con el DACA, aunque posteriormente, ya desde la Casa Blanca, reconoció que ese era “uno de los temas más difíciles” a los que tenía que hacer frente durante su Presidencia. Desde el pasado 5 de octubre, ninguna solicitud de DACA ha sido aceptada por lo que miles de migrantes no han renovado el documento.

El expresidente Barack Obama creó por decreto el DACA en 2012 y otorga a los jóvenes un permiso de dos años renovables, para residir y trabajar en el país, y, en algunos casos, obtener una licencia de conducir.
Otra medida migratoria que anunció Trump fue la eliminación de las protecciones temporales, TPS, para haitianos y nicaragüenses, así como un veto migratorio para prohibir la entrada a Estados Unidos de los ciudadanos de seis naciones de mayoría musulmana.

Además anunció la construcción del muro en la frontera con México y aunque todavía no está construido, ha adelantado que el país azteca deberá asumir “de cualquier manera” el costo de la valla.
Pese a que ha hecho varios llamamientos a la «unidad» del país, empezando por su discurso de investidura el 20 de enero de 2017, lo cierto es que Trump está gobernando para satisfacer a sus votantes y cumplir su larga lista de promesas de campaña, sin miedo a las críticas.

Política exterior
Con una política exterior impredecible, Trump desconcertó al mundo por una aparente desconfianza ante los foros y acuerdos multilaterales y confrontación con países como Corea del Norte, Irán, Venezuela y Cuba.
Y es que Trump ha sido crítico con casi todo lo hecho por Obama, empezando por la firma del Tratado de Asociación Transpacífico, TPP, del que el magnate sacó a EE.UU. al instalarse en la Casa Blanca, según relatan los medios.
Además, Trump ha retirado a EE.UU. del Acuerdo de París contra el cambio climático, ha dado marcha atrás en la apertura y normalización de las relaciones con Cuba, volviendo a la retórica de la Guerra Fría, y ha advertido de la «posibilidad muy real» de abandonar el acuerdo nuclear con Irán.

Corea
El Mandatario también lidia desde hace meses con la amenaza nuclear norcoreana, sin descartar una «acción militar».
En 2017, Corea del Norte ha subrayado con creces el mensaje que ya envió en 2016, cuando realizó un número récord de ensayos nucleares.
Las bravatas de Trump ante la ONU o en Twitter decididamente han contribuido a intranquilizar a la región, que asiste a una escalada militar -la mayor en seis décadas- alimentada por cada test de armas norcoreano y cada ronda de maniobras de Washington, que ha apostado por replicar con un mayor despliegue de activos estratégicos.

Esta creciente movilización llevó a Pyongyang a amenazar con bombardear Guam, una pequeña isla administrada por EE.UU. en el Pacífico Occidental que alberga buena parte de este armamento, y a hacer público un plan de ataque y una posible fecha para ejecutarlo.
En lo referente a su programa de armas, Kim Jong-un ya avisó que el hermético país estalinista ultimaba el desarrollo de un misil balístico intercontinental que sería capaz de alcanzar territorio estadounidense portando una cabeza nuclear. (I)

FUENTE: EL TIEMPO

Lanzamiento de petardos en Alemania cobra dos vidas y cinco personas con amputaciones

Previous article

Terremoto en México dejan 471 muertos

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply